millor naming pel teu vi
CATA DE NOMBRES

CATA DE NOMBRES

INGREDIENTES PARA SEDUCIR CON UN BUEN NAMING.

Más allá de la variedad, la denominación de origen o la añada, los vinos se visten de etiqueta para lucir sus mejores galas en forma de identidad visual (branding), de envoltura (packaging) o de nombre (naming). Y es en la suma de estos elementos donde se construye la tan preciada identidad de marca.

Hoy nos centraremos en una de estas piezas: la creación del nombre o naming. Lo haremos a través de la selección de siete nombres de vinos que cuentan con ingredientes como la autenticidad, el atrevimiento, la expresividad o la originalidad, y que buscan seducir y convertirse en los elegidos de la

Como veremos, la elección de un vino no es solo una cuestión de gusto y olfato: la vista y el oído tienen cada día un papel más relevante. ¡Vacía la copa y agudiza los sentidos, que comienza la cata!

1. La autenticidad sin pretensiones de la gente de pueblo

3 Pueblos. Ribera del Duero

3 Pueblos es un vino que transmite el orgullo de ser y sentirse de pueblo. Una apuesta por la vida en la calle, el gusto por la tradición, la comida de calidad y la buena gente alrededor de una mesa.

Un vino que se describe con ese tono solo puede ser auténtico:

Con pan y con vino se anda el camino. Y nosotros andamos y desandamos, probamos y aprendemos para obtener los mejores productos. Da vino al que tiene amargo el corazón y ¡lleva nuestra alegría a tu mesa! Perdona, pero… ¿no has bebido aún nuestros vinos? ¡Te has pasado 3 Pueblos!

2. La evocación de una filosofía de vida

Pura Vida. Costers del Segre

Pura Vida es una invitación a saborear los placeres cotidianos, a disfrutar de las pequeñas cosas; un canto al optimismo y a la felicidad de placeres como el buen vino. La expresión «pura vida», vinculada a Costa Rica, contagia bienestar y alegría allí donde esté, y, en una etiqueta de vino, lo hace aún más.

3. El atrevimiento de una descarada

La Descarada. Penedés

Decía la actriz Mae West que las buenas chicas van al cielo y las malas a todas partes. Esta podría ser la filosofía de La Descarada, un vino que busca la complicidad del público femenino con un nombre fresco y atrevido y una imagen vintage que hace que llame la atención en cualquier estante.

4. La conexión con el territorio

Lo Flamenk. Terra Alta

Son muchos los vinos que eligen un nombre que haga referencia a su lugar de origen o a algún elemento característico de su zona. Este es el caso de Lo Flamenk, un vino con el nombre del animal más elegante y emblemático del delta del Ebro.

5. La expresividad de un «I tant»

I Tant. Montsant

I Tant es el nombre que aglutina una selección de vinos catalanes hechos con variedades autóctonas. Una apuesta mediterránea a través de la expresividad y el punto de exageración de esta exclamación tan nuestra. Una reafirmación que evoca la informalidad y la frescura de una conversación distendida.

6. Los efectos secundarios de un buen vermú

Vermú Musugorri

Con una pronunciación tan adictiva como su gusto, Musugorri es un vermú catalán con un nombre vasco que significa «mejillas rojas». Un nombre original que hace honor a los efectos secundarios de esta bebida tan popular. Musugorri nos recuerda los colores de la gente saludable y amante de la buena vida.

7. La exclusividad que no se puede explicar

Molt. Pla de Bages

Molt es el vino más exclusivo y selecto de la bodega Más Que Palabras. Una referencia a las sensaciones sublimes que difícilmente podríamos explicar con palabras. Porque, aunque hoy nos hemos querido centrar en los nombres y las palabras que acompañan al vino, hay detalles y sensaciones sencillamente inexplicables.

Aquí acabamos la cata de nombres. Ya lo has visto: un vino o un licor nos puede seducir con atributos que van mucho más allá del gusto. Esperamos que la selección haya estado a la altura de los ojos y paladares más exigentes.

Y a ti, ¿hay algún vino o licor que te haya sorprendido últimamente?
¡Compártelo con nosotros en los comentarios!